Nitrógeno

El aire está constituido en un 80% por Nitrógeno. Además de en el aire, el nitrógeno se encuentra en las proteínas de todas las formas de vida, en algunos depósitos naturales de hidrocarburos gaseosos y en muchos compuestos orgánicos e inorgánicos.

Es un gas incoloro, inodoro, insípido y no es tóxico, y existe como gas no inflamable a temperatura y presión atmosférica. Una densidad relativa de 0.9669 hace que el nitrógeno sea más ligero que el aire. Es además ligeramente soluble en agua, y otros muchos líquidos, y es un conductor pobre de calor y electricidad.

Su carácter de gas  inerte lo hace ideal en diversas aplicaciones en la Industria Electrónica, Petroquímica y Farmacéutica, así como en el Tratamiento Térmico de Metales, la Conservación de Alimentos y en la Limpieza de Tuberías. En forma líquida se utiliza para congelar alimentos y en los Hospitales para Conservación de Material Biológico y en Criocirugía.

Las principales industrias y aplicaciones  en las que se utiliza el Nitrógeno son:

Afino de Aluminio
Investigación Médica y Biológica
Caucho
Medicina
Cocinas centrales y Catering
Metalurgia
Congelación de Alimentos
Molienda Criogénica
Conservación y Desodorización Aceite
Patatas fritas y Snacks
Criocirugía
Plásticos
Envasado en Atmósfera Protectora
Precocinados y comidas preparadas
Electrónica
Procesamiento y conservación de Zumos
Glaseo de Brocolí
Productos Farmacéuticos
Industria Química
Refinerías
Impresión